Henry A. Giroux - Pedagogia y politica de la esperanza [Teoria, cultura y ense±anza]

download Henry A. Giroux - Pedagogia y politica de la esperanza [Teoria, cultura y ense±anza]

of 383

  • date post

    07-Jun-2015
  • Category

    Documents

  • view

    17.589
  • download

    2

Embed Size (px)

description

Pdf de imágenes del libro "Pedagogía y política de la esperanza [Teoría, cultura y enseñanza]" de Henry A. Giroux. Escaneo y edición: Legeh. MD5 (Message Digest algorithm - 5): 01d0093c2bb251564e5f66533bc18e2c.

Transcript of Henry A. Giroux - Pedagogia y politica de la esperanza [Teoria, cultura y ense±anza]

Educacin

in3

Henry A. Giroux Pedagoga y poltica de la esperanzaTeora, cultura y enseanza

Como en toda su obra, la preocupacin central, el eje en torno del cual se alinean los artculos que componen esta antologa de Henry Giroux, es la lucha por una democracia radical en todo el mundo. Expresin que para el educador norteamericano implica el combate por las posibilidades de la justicia social, la libertad y las relaciones sociales igualitarias en todos los mbitos, y muy en particular en el mbito de la enseanza. Segn Giroux, este es el lugar en que los grupos dominantes ponen sus mayores esfuerzos, en una tarea de reproduccin que no aspira sino a perpetuar, aunque lo haga por caminos sesgados y no siempre conscientes de su meta, las relaciones de poder que caracterizan el orden social en general. Con el aporte de la teora crtica de la Escuela de Francfort aplicada al mbito educativo, Giroux pone al desnudo los discursos que pretenden mostrar una enseanza expurgada de toda referencia a la opres i ^ j que, ... h . . ^ ^ . ^ . ^ t o ^ ^ i . i ^ asimiladora de la escuela, someten a los alumnos pertenecientes a las minoras -cualquiera sea el parmetro que se utilice para calificarlas de ese modo: la raza, la clase, el gnero, la orientacin sexual, la nacionalidad, etc.- a una transmisin del conocimiento constituido por una herencia comn que, en realidad, no es ms que el legado conformado de generacin en generacin por los grupos dominantes. Un legado que, en las sociedades occidentales, es fundamentalmente blanco, patriarcal y sexista. Giroux sostiene que tanto en el microcosmos del aula como en el macrocosmos de la sociedad las pautas de la conducta por seguir, el conocimiento que debe transmitirse, los modos de ejercicio de la autoridad y los criterios de recepcin acrtica del saber estn determinados por las relaciones de poder. Pero si bien las circunstancias presentes parecen ser propicias para que se perpete la relacin de subordinacin y sojuzgamiento, Giroux plantea que el desarrollo de un lenguaje de la posibilidad y la esperanza puede in(Contina en la segunda solapa.)

I

Pedagoga y poltica de la esperanza

Pedagoga y poltica de la esperanzaTeora, cultura y enseanzaUna antologa crtica

Henry A. GirouxAmorrortu editoresBuenos Aires - Madrid

Coleccin Agenda educativa. Directora: Edith Lilwin Pedagogy and the Politics of Hope. Theory, Cullure, and Schooling: a Critical Reader, Henry A. Giroux Westview Press, una divisin du Perseus Boolts, L.L.C., 1997 Traduccin, Horacio Pons La reproduccin total o parcial de este libro en forma idntica o modificada por cualquier medio mecnico, electrnico o informtico, incluyendo fotocopia, grabacin, digitalizacin o cualquier sistema de almacenamiento y recuperacin de informacin, no autorizada por los editores, viola derechos reservados. Todos los derechos de la edicin en castellano reservados por Amorrortu editores S. A., Paraguay 1225, 7" piso (lO,")?) Buenos Aires www.amorrortueditores.com Amorrortu editores Elspafla SL CA^ezqucz, 117- 6" izqda. - 2S006 Madrid Queda hecho el depsito que i^rcviene la ley n" 11.723 Industria argentina. Made in Argentina ISBN 950-518-829-3 ISBN 0-8133-3274-5, Nueva York, edicin original

370.1 GIR

Giroux, H e n r y A. P e d a g o g a y poltica de la e s p e r a n z a : teora, c u l t u r a y e n s e a n z a : u n a antologa crtica.- 1" ed.B u e n o s Aires : A m o r r o r t u , 2 0 0 3 . 3 8 4 p. ; 23x14 cm.- (Agenda e d u c a t i v a ) T r a d u c c i n de: Horacio P o n s I S B N 950-518-829-3 I. T t u l o - 1. P e d a g o g a - T e o r a

Impreso en los Talleros Grficos Color Efe, Paso 192, Avellaneda, provincia de Buenos Aires, en octubre de 2003. Tirada de esta edicin: 2.000 ejemplares.

Para los nios

ndice general

11

Palabras preliminares, Joe L. Kincheloe, Peter McLaren y Shirley R. Steinberg

19 Primera parte. Fundamentos tericos de la pedagoga crtica21 63 l.La enseanza y la cultura del positivismo: notas sobre la muerte de la historia 2. Cultura y racionalidad en el pensamiento de la Escuela de Francfort: fundamentos ideolgicos de una teora de la educacin social 3. Ideologa y agencia en el proceso de la enseanza 4. La autoridad, los intelectuales y la poltica del aprendizaje prctico

111 142

171 Segunda parte. La pedagoga crtica en el aula173 210 233 5.La pedagoga radical y la poltica de la voz estudiantil 6. La pedagoga de los lmites en la era del posmodemismo 7. Perturbar la paz: la escritura en la clase de Estudios Culturales

255 Tercera parte. Preocupaciones contemporneas257 8. Repensar los lmites del discurso educativo: modernismo, posmodernismo y feminismo

326 353

9. El multiculturalismo insurgente y la promesa de la pedagoga 10. Los intelectuales pblicos y la cultura del reaganismo en la dcada de 1990 Reconocimientos

37S

10

Palabras preliminares

Como directores de la coleccin The Edge: Critical Studies in Educational Theory en la editorial Westview, pedimos a Henry Giroux que reuniera sus artculos ms concluyentes de los ltimos quince aos, a fin de que los especialistas en educacin y estudios culturales pudieran hacerse una idea de las races y el progreso de su obra. Pedagoga y poltica de la esperanza es el resultado de ese pedido. La obra de Giroux es tan prodigiosa y multidimensional que el esfuerzo por seleccionar un conjunto manejable pero abarcativo se convirti en una tarea frustrante: Cmo vamos a excluir el artculo sobre la Escuela de Francfort? o No entiendo por qu se elimin el artculo sobre la crtica de la teora de la reproduccin fueron preguntas y observaciones comunes en nuestras reuniones. Hacer justicia a la diversidad de discursos en que Giroux ha abrevado o a los muchos progresos tericos que ha propuesto en su carrera relativamente breve exigira, como si fuera Quintiliano, una serie de volmenes. Optamos por ceder a las demandas de la viabilidad: Pedagoga y poltica de la esperanza es el resultado de nuestras deliberaciones. Esperamos que los lectores consideren los trabajos incluidos aqu tan fascinantes y perspicaces como nos parecieron a nosotros. Segn lo ilustra este libro, Giroux es sin duda uno de los pensadores educativos ms creativos del ltimo tercio del siglo XX, y su erudicin e influencia innovadoras persistirn en el siglo XXI y ms all. La pasin y el genio de Giroux giran en torno de la lucha por una democracia radical"' tanto en Estados Unidos como* En este pasaje en especial y en todo el libro en general, la palabra inglesa radical prolonga y extrema el sentido que se cristaliz en Estados Unidos, a partir de una rica tradicin angloamericana decimonnica, con la filosofa poltica de John Dewey. La radicalidad reclamada por el filsofo (ra independiente de movimientos sociales y de partidos polticos como el

11

en el resto del mundo. En la forma en que l utiliza la expresin, democracia radical implica el esfuerzo por ampliar las posibilidades de la justicia social, la libertad y las relaciones sociales igualitarias en los mbitos educativo, econmico, poltico y cultural que sitan a hombres, mujeres y nios en la vida cotidiana. Pedagoga y poltica de la esperanza documenta el desarrollo de un caracterstico lenguaje crtico pero abierto a un horizonte de posibles maneras en que Giroux lo despliega en el esfuerzo por poner al descubierto las fuerzas que socavan la educacin para una democracia radical. En el contexto de la historia estadounidense reciente, esas fuerzas florecieron en el reaganismo; en rigor de verdad, ese es el marco en que cobran forma los anlisis insurgentes de Giroux. En la era de Reagan, al introducir la teora crtica de la Escuela de Francfort en el discurso de las ciencias de la educacin encontr una buena respuesta en todos aquellos a quienes irritaban las ambivalentes declaraciones derechistas acerca de una historia de la educacin norteamericana expurgada de la opresin. La habilidad de Giroux para designar las formas cada vez ms sutiles con las que el poder minaba la dignidad y movilidad de los alumnos marginados no tuvo precedentes en los estudios educativos. Al desplegar con destreza la teora crtica con su discurso no dogmtico sobre la transformacin social, la emancipacin y la autocrtica constante, Giroux demostr en sus primeras obras la capacidad de la teora social de generar una comprensin transemprica de los procesos sociopolticos y educativos. Por medio de la aplicacin de la crtica inmanente y el pensamiento dialctico de la teora crtica, Giroux desenmascar las formas de dominacin en beneficio de educadores de todas las franjas ideolgicas. Nuestro autor comprendi que la crisis de la conciencia histrica se exacerbaba en algn lugar de la relacin entre

progresismo, aunque histricamente coincidiera con ellos en tomas de posicin particulares. Buscaba un activismo de base \grassroots activism] que lograra que las formas concretas de la organizacin social no contradijeran su finalidad originaria de liberacin. El artculo de Dewey Democracy is Radical (1937; ahora compilado en John Dewey, The Later Works, Carbondale y Edwardsville: Southern Illinois University Press, 1991, vol. 11, pgs. 296-9) condensa, casi en forma de manifiesto, el ideario filosfico. {N. del T.)

12

el poder, la ideologa y la enseanza. Con la singularizacin de lo que denomin la cultura del positivismo, Giroux deline la racionalidad irracional de esta, caracterizada por el nfasis en la prediccin y el control tcnico. Cuando se la combinaba con el rechazo de la dinmica interpretativa de la hermenutica, esta cultura del positivismo se metamorfoseaba en una forma ideolgica dominante. Aunque Giroux mantuvo una postura coherentemente clara sobre la cuestin, muchos de sus lectores no pudieron apreciar la distincin entre la cultura del positivismo como forma ideolgica y el positivismo como un movimiento fil