Giroux - Mc Laren - Sociedad, Cultura y Educ

of 28

  • date post

    08-Jul-2015
  • Category

    Documents

  • view

    456
  • download

    5

Embed Size (px)

Transcript of Giroux - Mc Laren - Sociedad, Cultura y Educ

  • 5/10/2018 Giroux - Mc Laren - Sociedad, Cultura y Educ

    1/28

    Cu i dado de edicion y disefio de tapa:Gerardo Milia

    Henry Giroux . Peter McLarenSociedad, cultura y educaci6n

    Pedro MifioAr royo Fontarron 111, 2 R (28030 )

    Madrid- Espanae-mail: mydavila@overnet.com.ar

    Depos ito l egal : M-42334-1998ISBN 84-923478-3-X

    IMPRESO EN ESPANA

    Prohibida su reproducc i6n total 0 parcial , incluyendo fotocopia,s in l a autori zaci6n expresa de los edi tores.

    Primera edicion : diciembr e de 1998

    Madrid . Buenos Aires

    mailto:mydavila@overnet.com.armailto:mydavila@overnet.com.ar
  • 5/10/2018 Giroux - Mc Laren - Sociedad, Cultura y Educ

    2/28

    Play. Nueva York, PAJ Pub licat ions (Division of PerformingArts Journal, Incorporated).

    _ (sit) "Dewey. Dithey, and Drama: An Essay in theAnthropology of Experience", en Victor Turner y EdwardBruner (comps.) The Anthropology of Experience.Champaign , Il linois, Univer si ty o f Ill inoi s Press (en prensa)._ y Turner, E. (1982) "Performing Ethnography", en TheDrama Review, 26 (2).VAN GENNEP, A. (1960) The Rites of Passage, MonikaVizedom y Gabriel le Caffee, trad. Chicago, I ll inois, Univers ityof Chicago Press. Original, 1909 .VICO, G. (1948) The New Science of Giambattista Vico,Thomas Goddard Bergin y Max Fisch, trad. de la 38edicion,de 1744 . Ithaca, Nueva York, Cornell Un iversi ty Press. Origi-nal , 1725.WALLACE, A. (1966) Religion: An Anthropological View,Nueva York, Random House.ZEUSSE, E. (1975) "Meditation on Ritual", en Journal of theAmerican Academy of Religion, 43 (3).

    Las politicas de educaci6ny de cultura'

    Henry A. Giroux

    Considero que vivimos ticmpos peligrosos y que los educado-res necesitan empezar a compartir ideas con otros acerca de 1 0que s ignifica luchar por la democracia. Los educadores necesi tandar a los estudiantes una voz activa en la determinaci6n de su fu-turo y encontrar una noci6n de pedagogfa que de coherencia avarios confli ctos y movimientos po lit icos, enfocandose en los ti-pos de lenguaje, formas de comunicaci6n y practicas sociales atraves de las cuales la gente aprenda acerca de sf misma y de susre laciones con tcmas sobre signi ficado, poder y lucha. Con estaspreocupaciones en men te quiero anal izar brevemente las form asen las que la teorfa educativa preponderantemente ha tratado larelaci6n entre los curricula educativos, la cultura y el poder. Alfinal t erminare con algunas sugerencias para incorpora r una teo-ria del poder cultural dentro del marco de una teorfa general dela educaci6n.Escuela tradicional

    Los puntos de vis ta dominantcs sobre educaci6n y curriculumgencralmente apoyan princip ios de ap rendiza je que concibcn e lconoc imiento como algo a t ransmit ir y consumir, y a las escuelas

    Traduccion: 1avier Vivaldo Lima, profesor de la ENEP-Zaragoza.Revision: Alma X6chitl Herrera Marquez y Wenceslao 1ard6n Hernandez (profesores de la ENEP-Zaragoza).

  • 5/10/2018 Giroux - Mc Laren - Sociedad, Cultura y Educ

    3/28

    ( '' '' '' 1 ; .,

    80 H EN RY G IR OU X

    como escenar ios ins truccionaJes disef iados para dar continuidad a~na cultura "cormin" y a un conjunto de habilidades que posibi-litan a los estudiantes operar eficazmente.Dentro de esta perspectiva, el discurso de Iibertad y de valor

    cfv ico esta suhordinado a una logica instrumental que enfa tiza eldominio y mane jo de l conocimiento, y la preparaelon de los estu-diantes para el mercado de trabajo. EI valor de la escuela se mideen funcion d~1g rado con que ayuda a diferentes grupos a adap-t~rse a la sociedad, y no en funcion del grado en que los posibi-li ta para ta reas mora les, intelectuales y de Iide razgo pol fti co, Loseducadores tradic iona les se pueden pregunta r como deberf a la es-cuela alcanzar un cierto obje tivo prede terminado; pero muy raravez se pregun tan por que dicho obje tivo podrfa ser benefico paraalgunos grupos socioeconomicos 0 etn icos, y no para o tros; 0 porque las escuelas, de acuerdo a su organlzaclo-, actual, tienden abloquear la posibi lidad de que grupos y clases especffi cas logrenun nive l justo y equi ta tivo de autonomfa polft ica y economica ,La ideologfa que gufa el punto de vista dominante de educa-

    c ion en los Estados Unidos cs relat ivamente conservadora 0 seinte resa , en primer lugar, en preguntas re lac ionadas con el comohacer, y rara vez cuestiona la relacion entre conocimiento y po-der, 0 en tre cultura y polft ica. En realidad , l a cul tura es frecuen-temente reducida a un artefacm que da cuerpo a los val o res de losgrupos dominantes; un alrnacen de fechas, nombres y eventos ase r reg istrados y grabados en la memoria para un futuro examen.No hay un intento por entender la cultura como los principios devida compartidos por diferentcs grupos y c1ases que emergen den-tro de relaciones desiguales de poder y de lucha; 0 por analizarlas formas dist int ivas en las que los g rupos subordinados viven ydan sentidc a sus circunstancias. Lo que queda sin explorar es unpunto de vista de la cultura como una relacion dinarnica, y a me-nudo antagonica , ent re los grupos dominantes y subordinados;una relac ion que produce y honra form as part icu lar es de signi fi-cado y accion.

    En la teorfa t radicional de l curriculum no se t iene concienc iade los tipos de contlicto que se dan en las escuelas en relacion a

    LA S PO LITIC AS D E E DU CA CIO N Y D E C UL T UR A 81

    diferentes formas de conocimiento (por ejemplo, sobre la pregun-ta de cual historia es la que se ensefia, 0 sobre los inte reses quesubyacen a p lan teamientos teoricos especffi cos y al patron de re -Iacion social que estructuran).

    La escuela acalla activamente a los estudiantes a troves deignorar sus historias, de encuadrarlos dentro de clases c~n.ex-pectativas minimas y de negarse a proporcionaries conoctmien-los relevantes para ellos.

    La pregunta ignorada es como t raba jan en rea lidad. las escue-las para producir desigualdades a nivel de clases sociales, raza,e tnia y sexo, j unto con los antagonis.mo~ :undament~les ~,ue lascaracterizan. l ,De que manera la dominacion y su~ordmacIOn .s,onintroducidas en el lengua je, en los textos (a traves de exc lusion )yen las practicas sociales (expectativas reducidas)? l,Como se ex-presa e l poder dentro de las escue las en relaciones que confi rman. tros?algunos grupos en tanto que rnegan a 0 ros. .,

    EI punto medular aquf es que la escue la , de manera ac tiva, Sl-lencia a los estudiantes ignorando su historia, ubicandolos en lasclases con pocas expecta tivas, rehusandose a proveerlos de cono-cimientos relevantes a su vida. Sabemos, por ejemplo, que mu-chos educadores conciben dife rentes lengua jes y antecedentes delos estudiantes como deficiencias a corregir, mas que como as-pectos positivos en los cuales basarse. Tarnbien sabemos que enlos Estados Unidos la poblacion negra esta sobrerrepresentada enlos programas de educacion espec ial , en los re ferentes a nivel d is-ciplinario, y en las expulsiones .

    Es ab rumador encon trar estadf st icas que sefialan que los ne-gros representan un 17% de la poblacion a nivel prep aratoria enEstados Unidos: y por otra parte, observar que representan el41% de la poblacion escolar clasificada como de retraso mentaleducable con trans tornos conductuales, EI discurso educativo do-minante no so lo carece de una teo rfa adecuada de la dorninaciony del rol que las escuelas jucgan dentro de dicho proceso, sinoque tampoco posee tina comprension crftica de la forma en que laexper iencia se def ine, construye y legit ima en las escuel~s. Des~emi punto de vista, este di scurso es l imitado y a menudo mcapaci -

  • 5/10/2018 Giroux - Mc Laren - Sociedad, Cultura y Educ

    4/28

    82 HENRY GIROUX

    tante. Ignora los suefios, las historias y las perspectivas que lagente tiene y trae a las escuelas. Sus preocupaciones fundamenta-les se centran en aspectos de control y manejo, 0 guarda silencioacerca de la relaci6n entre cultura y poder.

    Teorias alternativasDeben desarrollarse nuevas teorfas sobre las practicas educa-

    tivas si se pretende que el curriculum educativo, tanto en su con-tenido como en sus medios de instrucci6n, se base en un compro-miso con la democracia. Tales teorfas deberan empezar por uncuestionamiento crftico de los presupuestos del conocimiento y dela practica educativa. Debe hacerse un intento por analizar lasescuelas no s610 como reproductoras de la sociedad dominante;ello implica investigar sus posibilidades de educar a los estudian-tes para convertirse en ciudadanos activos y crfticos. Las escuelasdeben ser vistas y estudiadas como escenarios instruccionales yculturales.Un aspecto importante para empezar a desarrollar un discursocrftico de educaci6n seria concebir elcurriculum en relacion conlas formas de conocimiento y las practicas sociales que legitimany reproducen formas particulares de cultura y vida social. Enotras palabras, el curriculum deberfa ser visto como una represen-tacion de un proceso de seleccion y exclusi6n; y, en este sentido,como una expresi6n de lucha en relaci6n a las formas de autori-dad polftica, de representatividad, de regulaci6n moral, y de lasversiones del pasado y del futuro que deben ser legit imadas,transmitidas y debatidas en contextos pedag6gicos especfficos.Lenguaje curricular .. . una relaci6n de poder

    En este caso, la teorfa curricular no debe condenarse por serpolftica, sino por cubrirse este caracter de manera inconsciente.Ni la teorfa educacional, ni la teoria curricular son ideol6gica-mente neutras. Constituyen una construcci6n social vinculada aun lenguaje e intereses particulares, asi como a un conjunto de

    l _~ _ _ , ." ., ." ,. ". .. .. .._ . .. .. ., . . .. .. ~ ~~ -

    LAS POL IT ICAS DE EDUCACION Y DE CULTURA 83

    relacion~s. Es igualmente importante la noci6n de que el lenguajedel curr