Dia09 agt14

download Dia09 agt14

of 10

  • date post

    06-Sep-2014
  • Category

    Spiritual

  • view

    180
  • download

    3

Embed Size (px)

description

Meditación del Papa Francisco Y el Señor, ¿qué cosa nos responde? Responde: "Si tuvieran fe como un grano de mostaza, habrían dicho a este sicómoro: Arráncate y plántate en el mar, y les habría obedecido". La semilla de la mostaza es pequeñísima, pero Jesús dice que basta tener una fe así, pequeña, pero verdadera, sincera, para hacer cosas humanamente imposibles, impensables. ¡Y es verdad! Todos conocemos a personas sencillas, humildes, pero con una fe fortísima, ¡que verdaderamente mueven las montañas! Pensemos por ejemplo en tantas mamás y papás, que afrontan situaciones muy pesadas; o en ciertos enfermos, incluso gravísimos, que transmiten serenidad a quien los va a visitar. Estas personas, precisamente por su fe, no se vanaglorian de lo que hacen, es más, como pide Jesús en el Evangelio, dicen: "Somos siervos inútiles; hemos hecho lo que debíamos hacer". ¡Cuánta gente entre nosotros tiene esta fe fuerte, humilde, y que hace tanto bien!. (S.S. Francisco, 6 de octubre de 2013).

Transcript of Dia09 agt14

  • La fe como un grano de mostaza Sbado de la 18 semana del Tiempo Ordinario-A La fe, aunque es un don de Dios, debe crecer y fortalecerse con nuestra colaboracin. Autor: P. Clemente Gonzlez | Fuente: Catholic.netAutor: P. Clemente Gonzlez | Fuente: Catholic.net Primera Lectura:Primera Lectura: del libro del profeta Habacuc (1, 12-2, 4): Salmo Responsorial:Salmo Responsorial: Sal 9,8-9.10-11.12-13 R/.No abandonas, Seor, a los que te buscan Evangelio:Evangelio: san Mateo (17,14-20): sbado, 9 de agosto de 2014sbado, 9 de agosto de 2014
  • El justo vivir por su fe. Primera lectura Lectura del libro del profeta Habacuc (1, 12-2, 4): No eres t, Seor, desde siempre, mi santo Dios, que no muere? T, Seor, has escogido al pueblo caldeo para hacer justicia y lo has establecido para castigar. Tus ojos son demasiado puros para soportar el mal, no puedes ver la opresin. Por qu miras en silencio a los traidores y callas cuando el malvado devora al justo? T tratas a los hombres como a los reptiles, que no tienen dueo, como a los peces del mar: el pueblo caldeo los pesca con anzuelo, los atrae a su red, los va amontonando y luego re satisfecho. Despus ofrece sacrificios a su anzuelo e incienso a su red, porque le dieron rica presa y comida sustanciosa. Y vas a permitir que siga llenando sus redes y matando naciones sin piedad? En mi puesto de guardia me pondr, me apostar en la muralla para ver qu me dice el Seor y qu responde a mi reclamacin. El Seor me respondi y me dijo: "Escribe la visin que te he manifestado, ponla clara en tablillas para que se pueda leer de corrido. Es todava una visin de algo lejano, pero que viene corriendo y no fallar; si se tarda, espralo, pues llegar sin falta. El malvado sucumbir sin remedio; el justo, en cambio, vivir por su fe". Palabra de Dios! Te alabamos Seor !Palabra de Dios! Te alabamos Seor !
  • Salmo 9,8-9.10-11.12-13 R/. No abandonas, Seor, a los que te buscan Dios est sentado por siempre en el trono que ha colocado para juzgar. l juzgar el orbe con justicia y regir las naciones con rectitud. R/. l ser refugio del oprimido, su refugio en los momentos de peligro. Confiarn en ti los que conocen tu nombre, porque no abandonas a los que te buscan. R/. Taed en honor del Seor, que reside en Sin; narrad sus hazaas a los pueblos; l venga la sangre, l recuerda y no olvida los gritos de los humildes. R/.
  • R/.Aleluya, aleluya. Jesucristo, nuestro Salvador, ha vencido la muerte y ha hecho resplandecer la vida por medio del Evangelio. R/. Si ustedes tienen fe, nada les ser imposible. Lectura del santo evangelio segn san Mateo (17,14-20): En aquel tiempo, al llegar Jess a donde estaba la multitud,En aquel tiempo, al llegar Jess a donde estaba la multitud, se le acerc un hombre, que se puso de rodillas y le dijo:se le acerc un hombre, que se puso de rodillas y le dijo: "Seor, ten compasin de mi hijo. Le dan ataques terribles."Seor, ten compasin de mi hijo. Le dan ataques terribles. Unas veces se cae en la lumbre y otras muchas, en el agua.Unas veces se cae en la lumbre y otras muchas, en el agua. Se lo traje a tus discpulos, pero no han podido curarlo".Se lo traje a tus discpulos, pero no han podido curarlo". Entonces Jess exclam: "Hasta cundo estar con estaEntonces Jess exclam: "Hasta cundo estar con esta gente incrdula y perversa? Hasta cundo tendr quegente incrdula y perversa? Hasta cundo tendr que aguantarla? Triganme aqu al muchacho". Jess orden alaguantarla? Triganme aqu al muchacho". Jess orden al demonio que saliera del muchacho, y desde ese momentodemonio que saliera del muchacho, y desde ese momento ste qued sano.ste qued sano. Despus, al quedarse solos con Jess, los discpulos leDespus, al quedarse solos con Jess, los discpulos le preguntaron: "Por qu nosotros no pudimos echar fuera apreguntaron: "Por qu nosotros no pudimos echar fuera a ese demonio?" Les respondi Jess: "Porque les falta fe.ese demonio?" Les respondi Jess: "Porque les falta fe. Pues yo les aseguro que si ustedes tuvieran fe al menos delPues yo les aseguro que si ustedes tuvieran fe al menos del tamao de una semilla de mostaza, podran decirle a esetamao de una semilla de mostaza, podran decirle a ese monte: Trasldate de aqu para all, y el monte semonte: Trasldate de aqu para all, y el monte se trasladara. Entonces nada sera imposible para ustedes".trasladara. Entonces nada sera imposible para ustedes". Palabra del Seor! Gloria a Ti, Seor Jess!Palabra del Seor! Gloria a Ti, Seor Jess!
  • Oracin Seor, me falta fe... para ser perseverante en mi oracin, para amar mejor a los dems, para ser fiel a mi misin. Inicio mi oracin haciendo silencio en mi corazn; no un silencio vaco, sino lleno de esperanza al estar ante ti, ponindome humildemente ante tu presencia, con la seguridad que por el gran amor que me tienes, fortalecers mi fe. Peticin Jess, dame la gracia de asimilar que la verdadera oracin consiste en unir mi voluntad a la de Dios.
  • Meditacin del Papa Francisco Y el Seor, qu cosa nos responde? Responde: "Si tuvieran fe como un grano de mostaza, habran dicho a este sicmoro: Arrncate y plntate en el mar, y les habra obedecido". La semilla de la mostaza es pequesima, pero Jess dice que basta tener una fe as, pequea, pero verdadera, sincera, para hacer cosas humanamente imposibles, impensables. Y es verdad! Todos conocemos a personas sencillas, humildes, pero con una fe fortsima, que verdaderamente mueven las montaas! Pensemos por ejemplo en tantas mams y paps, que afrontan situaciones muy pesadas; o en ciertos enfermos, incluso gravsimos, que transmiten serenidad a quien los va a visitar. Estas personas, precisamente por su fe, no se vanaglorian de lo que hacen, es ms, como pide Jess en el Evangelio, dicen: "Somos siervos intiles; hemos hecho lo que debamos hacer". Cunta gente entre nosotros tiene esta fe fuerte, humilde, y que hace tanto bien!. (S.S. Francisco, 6 de octubre de 2013).
  • Reflexin Se puso de rodillas. Te imaginas a un padre de familia, desesperado, ponindose de rodillas delante de alguien que aparentemente es un hombre como los dems? Qu le movi a hacerlo? El amor a su hijo. Primero lo haba intentado con los discpulos, pero ellos no pudieron curar al chico de los ataques de epilepsia. Luego ve al Seor, se acerca y cae de rodillas ante l. No tiene ninguna vergenza. No le importa lo que digan de l. nicamente busca el bien de aquel a quien ama. Jess, conociendo el amor que brotaba del corazn de ese hombre, cur al hijo. Por su parte, los discpulos no entendan en qu haban fallado. Jess les respondi que les faltaba fe. No dice que no tienen fe, sino que an es muy pequea. La fe, aunque es un don de Dios, debe crecer y fortalecerse con nuestra colaboracin. Es como ir a un gimnasio: al levantar las pesas una y otra vez, nuestros msculos se desarrollan. La fe tambin debe ejercitarse, ponerse a prueba, alimentarse. Si nos conformamos con la fe que tenamos a los diez aos, cuando hicimos la primera comunin, es lgico que nuestro "msculo" espiritual est raqutico. Necesitamos una fe adulta, resistente, alimentada con las lecturas adecuadas, con la oracin diaria, con los sacramentos y con todo aquello que nos ayude a fortalecerla.
  • Por el contrario, quien no se interesa por los placeres, por las comodidades, por cumplir sus caprichos y egosmos, pero s piensa en los dems, se entrega por ellos y los ama, ese alcanzar lo ms importante, lo que nunca ha de acabarse: la vida eterna. Y Jesucristo que nos dice esas palabras, es el primero en darnos el ejemplo: pues l ha de ofrecer su vida, ha de perderla, ha de morir, para darnos la vida eterna, para perdonarnos los pecados, para darnos la salvacin. "El que se aborrece a s mismo". Nuestro Seor, un verdadero ejemplo de amor por nosotros. No le import morir, ni sufrir tanto, ni ser despreciado, abofeteado, escupido, azotado, ridiculizado, golpeado, coronado de espinas, despreciado, crucificado y ajusticiado en la cruz, con tal de buscar nuestro bien. Eso es amor! Eso es amar al prjimo! Eso es vivir la ley de Dios: amar a Dios y al prjimo! Por eso nuestro Seor ser capaz de decirnos: mense como yo los he amado Hasta dar la vida por los dems! Recordemos lo que decan de los primeros cristianos hace ya dos mil aos: "Miren cmo se aman!". Los pueblos paganos quedaban maravillados por el amor con que se trataban entre s los cristianos y el amor con que trataban a todos los dems. El verdadero cristiano ha de ser como Jesucristo: Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos. Acaso Jesucristo no hizo eso en la cruz por todos y cada uno de nosotros? Imitmosle. El autntico cristiano, el verdadero catlico es quien ama al prjimo y no se preocupa de s mismo. Tengamos cuidado de los placeres, de las comodidades, de los caprichos, de los deseos, pues lo nico que hacen es convertirnos en el centro de nuestro amor: nos buscaremos a nosotros mismos. Quien verdaderamente ama a su prjimo pensar en ellos continuamente: el esposo, en su esposa; la esposa, en el esposo; los padres, en los hijos; el ciudadano, en sus conciudadanos;
  • El mundo pagano se distingue por el egosmo. El mundo cristiano se ha de distinguir por el amor. Cul mundo estamos construyendo? Soy pagano o soy cristiano? El mundo pagano termina con la muerte. El mundo cristiano empieza con la vida eterna. Jesucristo muere en la cruz para perdonarnos los pecados, para darnos nuevamente la amistad con Dios, nos vuelve a abrir las puertas del Cielo, nos hace partcipes